Efecto “absorbente”.
Hemos elegido la Ortiga blanca porque su raíz es rica en activos seborreguladores de origen vegetal. Sus raíces se recolectan en Europa y se dejan secar de forma natural al sol con el fin de concentrar el activo. Purificado, el cuero cabelludo queda limpio y el cabello ligero.

Champú:
Gracias a su base lavante equilibrante enriquecida en extracto de Ortiga, este champú elimina y regula suavemente el exceso de sebo. Una vez purificado, el cuero cabelludo queda limpio y el cabello ligero y suelto durante más tiempo. Los lavados se espacian de forma progresiva.

Champú seco:
El champú seco a la Ortiga absorbe el exceso de sebo y permite espaciar los lavados gracias a una fórmula inédita que asocia el extracto de Ortiga con propiedades seborreguladoras y polvos ultra-absorbentes. El chabello está limpio, y recupera su volumen y frescor en un solo gesto.