Brillo.
Hemos seleccionado la Magnolia que se encuentra presente de forma natural en el sudoeste de Francia. A partir de sus hojas extraemos una cera hidratante y protectora. Con una perfecta afinidad con la cutícula del cabello, se fija en su superficie ofreciéndole un brillo excepcional.

Champú:
Destinado a devolver el brillo de los cabellos dañados por las agresiones diarias, este champú a la cera de Magnolia envuelve el cabello hasta hidratarlo y reconstituye su película protectora natural. Perfectamente protegido, el cabello se vuelve suave, flexible y ligero. Revela toda su luminosidad.

Bálsamo para después del champú:
Destinado a los cabellos apagados, este bálsamo para después del champú a la cera de Magnolia se funde de forma instantánea con el cabello para hidratarlo y devolverle su brillo natural. su textura no grasa, desenreda el cabello sin apelmazarlo. Suave, flexible y ligero, el cabello se muestra en todo su esplendor.

Agua de brillo:
El agua de brillo a la cera de Magnolia aporta a diario un brillo intenso, sublima el peinado y disminuye la electricidad estática.