Extraída directamente del Manantial, el Agua termal de Avène conserva intactas todas sus propiedades calmantes, desensibilizantes y suavizantes.

Una sensación de suavidad te envuelve y te alivia. Es toda la delicadeza y la pureza del Agua termal de Avène, que te protege de forma duradera. Después de una intervención quirúrgica, si hay rojeces en el rostro, en caso de irritación cutánea, después de una quemadura solar, para el eritema del pañal del bebé, después de desmaquillarse, después de afeitarse, después de hacer deporte, después de depilarse, durante un viaje, para refrescarse, etc.

Resultados:
Este cuidado ha sido testado en 100 pacientes. Todos han apreciado sus beneficios.

Formato:
Disponible en spray de 300 ml., 150 ml. y 50 ml.